Madrid anuncia la deflación del tramo autonómico del IRPF a partir de enero de 2023

por | May 24, 2022

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado la deflación del tramo autonómico del IPRF a partir del 1 de enero de 2023 con el objetivo de que los contribuyentes madrileños no se vean afectados negativamente por los efectos fiscales de la subida de los precios y salarios provocados por la inflación y la actual crisis económica.

Esta deflación del tramo autonómico del IRPF se realizará del siguiente modo: si una familia ingresa más en 2023, su tramo autonómico de IRPF será ajustado para que siga pagando los mismos impuestos. En concreto, se actualizará el extremo superior e inferior de cada tramo de IRPF con el deflactor que se quiere aplicar. Por ejemplo, si los extremos del primer tramo fueran 10.001 euros y 20.000 euros, deflactando al 5% para incorporar el efecto de los precios, ambos extremos pasarían a ser 10.501,5 euros y 21.000 euros.

El objetivo de este ajuste es que los contribuyentes no pierdan poder adquisitivo por culpa de la inflación. En este sentido, debemos recordar que el IPC se sitúa a día de hoy en el 8,3% y, según las previsiones, podría superar el 10% en los próximos meses debido al alza de los precios, especialmente en energía y combustible, como consecuencia de la crisis por la Guerra de Ucrania.

Este aumento en los precios se une al alza en los salarios cuya revalorización está ligada al IPC. En este sentido, tal y como informan desde la Comunidad de Madrid, el incremento de un salario en un 5% motivado por la inflación puede provocar que una persona pase de su actual tramo del impuesto al siguiente más superior, lo que conlleva pagar más. Por ejemplo, para un contribuyente que declara ingresos de 40.000 euros, no deflactar la tarifa le supondría pagar 300 euros más.

Precisamente, esta deflación lo que busca es evitar que el alza de salarios pueda repercutir negativamente en el trabajador de tal manera que éste siga aportando lo mismo que hasta ahora. Por el contrario, si el salario del contribuyente no aumenta, esta medida constituye una bajada de impuestos porque pagaría un tipo medio efectivo menor.

Esta medida de deflación del tramo autonómico del IRPF, que se une a la rebaja en el tramo autonómico del IRPF que entró en vigor en 2022, entrará en vigor el 1 de enero de 2023 y supondrá un ahorro para los contribuyentes madrileños de 300 millones de euros.

 

Ruth Muñoz Cruz

Directora Comunicación Corporativa y Marketing Online
ruth.munoz@gefiscal.es