Renta 2020: ¿Tributación conjunta o individual? Pros y contras

por | May 10, 2021

L a deducción por tributación conjunta es una de las deducciones a aplicar en la Declaración de la Renta 2020 más famosas e interesantes y que, a día de hoy, se encuentra en el foco de la polémica por la posibilidad de que sea eliminada, tal y como se desprende del Programa de Estabilidad 2021 – 2024 contenido en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia enviado a la Comisión Europea para la concesión de las ayudas europeas.

Antes de analizar el impacto fiscal que tendría la eliminación de esta importante deducción, conviene destacar en qué consiste, quiénes pueden acceder a ella y en qué situaciones conviene presentar la Declaración de la Renta 2020 en su modalidad de tributación conjunta o en la modalidad de tributación individual.

Quiénes pueden presentar la Declaración de la Renta 2020 a través de la modalidad de tributación conjunta

Para poder presentar la Declaración de la Renta 2020, a través de la modalidad de tributación conjunta, los contribuyentes deben formar parte de una unidad familiar, esto es, estar casados, tener hijos en común o ambas. Se considera unidad familiar un matrimonio y sus hijos, si los tienen, o bien una unidad monoparental, formada por un progenitor y sus hijos.

Por otro lado, las parejas de hecho sin hijos no pueden optar por la tributación conjunta y con hijos, únicamente podrán optar por la tributación conjunta uno de los padres con sus descendientes y el otro miembro de la pareja tributará de forma individual. En los supuestos de separación legal, la declaración conjunta del IRPF la podrá presentar el padre o la madre, con la totalidad de los hijos menores que convivan con uno u otra (con el que tenga la guardia y custodia de los hijos).

Al elegir esta modalidad, que es voluntaria, todos los miembros de la unidad familiar quedan sometidos a esta modalidad de manera conjunta y solidariamente, lo que supone que la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT) podrá realizar cualquier requerimiento en su totalidad a cualquiera de los miembros.

Elegir la opción de tributación conjunta no vincula para ejercicios posteriores, debiendo cada año seleccionar la opción de tributación que se desee.

¿Qué es mejor: tributación conjunta o individual?

Elegir la opción de tributación conjunta o tributación individual será mejor o peor en función de las circunstancias de cada contribuyente. Para elegir la mejor opción, lo ideal es hacer una simulación del resultado de la Declaración de la Renta 2020 eligiendo una opción y otra para así elegir la mejor opción.

No obstante, en términos generales podemos afirmar que la tributación conjunta sólo interesa cuando alguno de los contribuyentes tiene ingresos de escasa cuantía. Inferiores a 3.400 euros, así como a las familias monoparentales, cuando los hijos no perciben rentas.

Es importante destacar que la declaración conjunta permite compensar pérdidas con ganancias, de modo que las ganancias obtenidas por un cónyuge pueden compensarse con las pérdidas obtenidas por el otro cónyuge.

Finalmente, si el matrimonio tiene una hipoteca a medias sobre la vivienda habitual, con derecho a deducción por haber sido adquirida antes del 1 de enero de 2013, es más conveniente la tributación individual, ya que la base máxima de la deducción es por declaración. Cada uno de los cónyuges que tenga derecho a la deducción podrá aplicar una deducción del 15% hasta 9.040 euros para cada uno, esto es, un total de 18.080 euros.

¿En qué consiste la deducción por tributación conjunta?

Aquellos contribuyentes que opten por presentar su Declaración de la Renta 2020 a través de la modalidad de tributación conjunta podrán acceder a la deducción por tributación conjunta que consiste en una reducción en la base imponible de 3.400 euros anuales por tributación conjunta, en caso de unidad familiar compuesta por matrimonios no separados legalmente. En el caso de unidades familiares monoparentales, la reducción es de 2.150 euros anuales en lugar de los 3.400 euros.

En los supuestos de separación o divorcio matrimonial o ausencia de vínculo matrimonial, la opción por la tributación conjunta corresponderá a quien tenga atribuida la guarda y custodia de los hijos a la fecha de devengo del Impuesto, al tratarse del progenitor que convive con aquéllos. En el caso de matrimonio con quien convive una hija de 17 años, la cual a su vez tiene un hijo, existen dos unidades familiares: La formada por los dos cónyuges y la de la hija de 17 años y su hijo.

En el caso de una pareja de hecho con un hijo menor en la que uno de los progenitores declara conjuntamente con el hijo con rentas superiores a 1.800 euros, el otro progenitor no puede el otro en su declaración individual aplicarse el mínimo por descendiente. El progenitor que declara individualmente no tiene derecho al mínimo por descendientes, dado que el hijo presenta declaración con rentas superiores a 1.800 euros y, además, dado que, al existir un único contribuyente con derecho a la aplicación del mínimo, no procede el prorrateo. En el caso de una pareja de hecho en la que uno de los cónyuges tiene hijos de un matrimonio anterior y con la nueva pareja de hecho tiene otro, no pueden presentar declaración conjunta.

Esta deducción, de la que se benefician cada año 2,1 millones de familias en España podría ser eliminada si tenemos en cuenta que su eliminación está prevista en el del Programa de Estabilidad 2021 – 2024 contenido en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia enviado a la Comisión Europea para la concesión de las ayudas europeas.

Su eliminación ha generado una gran polémica y tras saltar la noticia, el Gobierno se apresuró a desmentirlo al tacharlo de “errata que puede dar lugar a una mala interpretación, pues deriva de una recomendación de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIRef) que será estudiada por el comité de expertos para la reforma fiscal pero que el Ejecutivo no ha decidido poner en marcha ni comprometido en ninguna de las fichas enviadas a la UE”. Así, el Gobierno ha confirmado que congelará la propuesta a la espera del informe del comité de expertos para la reforma del sistema fiscal.

De llegar a eliminarse, supondría un ingreso para las arcas públicas de 2.400 millones de euros, según las cifras de la AIRef. Para cuantificar el impacto de la eliminación de esta deducción, tomando como base la Declaración de la Renta de un matrimonio de jubilados con una pensión de 18.000 euros observamos que perderían 86,2 euros al mes de su pensión y 1.0345,5 euros al año si prospera la propuesta del Gobierno para eliminar la tributación conjunta. La medida impactaría de lleno en los pensionistas.

Desde Arrabe Asesores os mantendremos informados de todas las novedades que puedan surgir en torno a la eliminación de esta deducción. No obstante, recordamos que, al menos, para la confección y presentación de la Declaración de la Renta 2020, esta deducción está vigente.

 

Ruth Muñoz Cruz

Directora Comunicación Corporativa y Marketing Online
ruth.munoz@gefiscal.es


mayo 2022
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031