El Ejecutivo aprueba la nueva Ley de Empleo

por | Jul 7, 2022

El Consejo de Ministros del pasado 21 de Junio aprobó la remisión a las Cortes Generales del Proyecto de Ley de Empleo, que se enmarca dentro de la reforma estructural del mercado de trabajo y que da cumplimiento al Componente 23 de la Modernización de las Políticas Activas de Empleo del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Pilares fundamentales de la nueva Ley de Empleo

La nueva Ley de Empleo constará de los siguientes pilares fundamentales:

  • Incorporación del rigor científico al tratamiento de los datos relacionados con el empleo, creándose tres tasas: de intermediación, de empleabilidad y de cobertura.
  • Asesoramiento, por parte de los servicios públicos de empleo, a los demandantes respecto a todas las medidas de protección, aunque no sean estatales, que les puedan favorecer en su vida laboral.
  • Derecho de los trabajadores a que se les preste una cartera común de servicios con independencia del lugar en el que residan. Cada persona tendrá un perfil digital individualizado, un itinerario personalizado y recibirá tutorización a lo largo de su vida laboral. Esta orientación incorpora por primera vez a los emprendedores y a los autónomos.
  • Las políticas activas de empleo tendrán una dimensión local, al establecer fórmulas de colaboración con las administraciones locales que tengan recursos materiales y humanos para dispensarlas. La Conferencia Sectorial de Empleo y Asuntos Laborales formulará recomendaciones para atender las necesidades específicas en cada territorio.
  • Atención prioritaria a trabajadores con discapacidad y otros colectivos: Se atenderá a 1.600.000 de trabajadores con discapacidad, así como a otros colectivos con dificultades de inserción, permanencia y consolidación en el mercado de trabajo, como las personas LGTBI, los mayores de 45 años, las personas gitanas o de otra minoría étnica y las mujeres víctimas de violencia de género.
  • Como novedad, introducida ya en su tramitación parlamentaria, la Ley de Empleo establece la posibilidad de realizar contratos de duración determinada vinculados a la ejecución de programas de políticas activas de empleo con las personas participantes en dichos programas, así como con el personal necesario para su ejecución, siempre que en este último caso no tenga carácter recurrente.
  • Acompañamiento personalizado con un catálogo de servicios garantizados elaborando un perfil individualizado de la persona que recibirá la tutorización individual y cada usuario tendrá un expediente laboral personalizado único.
  • Las empresas deberán comunicar al SEPE las vacantes a través del Espacio Técnico Colaborativo de Conocimiento, Trabajo e Innovación del conjunto de los Servicios Públicos de Empleo.
  • Creación de la Oficina de Análisis de Empleo que facilitará el estudio y asesoramiento sobre políticas de empleo y mercado de trabajo. Está vinculada al Observatorio de las Ocupaciones y permitirá el estudio y asesoramiento sobre políticas de empleo y mercado de trabajo.
  • Planificación y agrantía de acceso personalizado a la Formación Profesional para el Empleo, en base a las demandas del sistema productivo.
  • Garantía del principio de no discriminación para el acceso y mantenimiento del empleo.

Nueva Agencia Estatal de Empleo

Con la aprobación de la nueva Ley de Empleo se reformará de forma radical el organismo autónomo del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) que, en un plazo de seis meses se convertirá en la nueva Agencia Española de Empleo, una entidad de carácter público digitalizada, modernizada y que tendrá carácter multidisciplinar.

La oficina contará con la unidad de análisis de datos, que planteará políticas públicas encaminadas a mejorar la empleabilidad, y con la unidad centralizada de datos que, utilizará el Big Data y la inteligencia artificial para extraer información estadística y dispondrá de especialistas con nuevos perfiles laborales.

Quiénes se beneficiarán de las políticas de empleo

Los colectivos que se beneficiarán de las políticas activas de empleo son los jóvenes (especialmente con baja cualificación), personas en desempleo de larga duración, con discapacidad, con capacidad intelectual límite, colectivo LGTBI + (en particular trans), mayores de cuarenta y cinco años, migrantes, personas beneficiarias de protección internacional y solicitantes de protección internacional en los términos establecidos en la normativa específica aplicable, mujeres con baja cualificación, mujeres víctimas de violencia de género, personas en situación de exclusión social, gitanas, o pertenecientes a otros grupos poblacionales étnicos o religiosos, provenientes de sectores en reestructuración, afectadas por drogodependencias y otras adicciones y ersonas cuya guardia y tutela sea o haya sido asumida.

Hay que destacar que las personas incluidas en el colectivo LGBTI deberán informar y acreditar su condición ante el Ministerio de Trabajo si desean ser beneficiarios con carácter prioritario de los programas de políticas activas de empleo que en el futuro ponga en marcha la Administración central en coordinación con las autonómicas.

Desde GEFISCAL ETL Global os informaremos cuando esta nueva Ley de Empleo esté completamente en vigor.

 

Ruth Muñoz Cruz

Directora Comunicación Corporativa y Marketing Online
ruth.munoz@gefiscal.es