Cotización por ingresos reales para trabajadores autónomos

por | Ene 19, 2022

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones lleva varios meses negociando con las principales asociaciones representativas de los trabajadores autónomos (ATA, UPTA Y UATAE) y a los agentes sociales una nueva propuesta para la creación e implantación del nuevo sistema de cotización por ingresos reales para trabajadores autónomos, que permita pagar en función de la facturación del autónomo con el objetivo de que, aquellos que más facturan paguen más en concepto de cotizaciones sociales frente a aquellos que facturan menos que se beneficiarían de este sistema reduciendo su coste en cotizaciones sociales.

Este nuevo sistema, que afectaría a 3.300.000 trabajadores autónomos cambia por completo el modelo actual en el que el trabajador autónomo puede elegir entre una base mínima y una base máxima para pasar a pagar en función de los ingresos reales que perciba el autónomo. Para ello, el Ministerio de José Luis Escrivá ha diseñado un sistema con 11 tramos de cotización diferentes (en un principio eran 13 pero tras las presiones de las asociaciones de trabajadores autónomos, han quedado reducidos a 11), pudiendo elegir en cual situarse en base a su previsión de ingresos, y pudiendo cambiar de tramo cada dos meses en función de estas proyecciones, con un periodo transitorio de 9 años que iría desde 2023 a 2032.

11 bases de cotización para los trabajadores autónomos

En la última propuesta que ha trasladado el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones a las asociaciones de trabajadores autónomos y a los agentes sociales, se incluye un sistema compuesto por 11 bases de cotización en base a los rendimientos netos, una vez descontados de la facturación los impuestos y gastos, sobre las que podrán elegir los trabajadores autónomos. Es decir, serán unos tramos de ingresos en función de los cuales se establecerán las cuotas de cotización.

En cuanto a los tramos de cotización, ya se conocen cuáles serán sus baremos y el importe de la cuota mensual de cada uno de ellos. Así, se establecen los siguientes tramos:

Cotización por ingresos reales para trabajadores autónomos

En este sentido, se contempla que los trabajadores autónomos puedan cambiar de base de cotización varias veces al año, pudiendo cambiar su base de cotización cada dos meses para poder ajustarla a los rendimientos que obtengan de sus obligaciones profesionales.

¿Cómo se calcularán los ingresos reales?

Aunque aún debe definirse de una manera más detallada, la nueva propuesta del Ministerio de Seguridad Social contempla que esos ingresos reales se calculen una vez descontados gastos deducibles.

Concretamente, los ingresos reales estarán formados por los rendimientos netos más la cuota de la Seguridad Social, sin incluir las deducciones de amortizaciones ni las provisiones. Además, para fijar la base, se tomará el 95% de la cantidad resultante.

Implantación progresiva en nueve años

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones prevé que el sistema de cotización por ingresos reales se implante de manera progresiva a través de unos nueve años, comenzando en 2023 y finalizando en 2032.

Los trabajadores autónomos: ¿A favor o en contra de la cotización por ingresos reales?

Hace ya unos meses que el ministro José Luis Escrivá presentó su propuesta a las asociaciones de trabajadores autónomos y agentes sociales y ya se han producido ya dos reuniones en las que el acuerdo para la aprobación de este sistema parece lejano.

Así lo ha manifestado la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), liderada por Lorenzo Amor, que ha manifestado su “absoluto rechazo”. Los motivos de ese rechazo son la utilización de los rendimientos netos y no los ingresos que, según su valoración, genera desigualdad porque hay autónomos que por su actividad no pueden deducirse gastos y tendrán que pagar mucho más; el incremento en la cuota del 40% y una rebaja sólo del 10% para aquellos autónomos que pagarán menos y la subida planteada ya desde 2023 para los que ingresan más de 1.300 euros.

Por su parte, la Unión de Profesionales de Trabajadores Autónomos, (UPTA) ha calificado esta propuesta de «insuficiente» y aboga por una propuesta diferente: que los autónomos con rentas del trabajo de 8.400 euros anuales puedan ahorrarse 960 euros al año en cotizaciones. Para los que ingresan 10.800 euros anuales pide un ahorro de 600 euros al año, y para los que tienen rentas de hasta 13.500 euros al año, fija el ahorro en 300 euros anuales.

Finalmente, la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE) propone un periodo transitorio más breve y que se utilicen los rendimientos netos y no los ingresos.

Consecuencias para autónomos del nuevo sistema de cotización

La aprobación y entrada en vigor de este nuevo sistema de cotización por ingresos reales tendrá consecuencias directas en la recaudación que realiza la AEAT procedente de los trabajadores autónomos. Concretamente, se prevé que se recaudarán 2.000 millones de euros adicionales, lo que supone un incremento del 20% respecto a la recaudación actual. Ese incremento es una media y no tendrá el mismo peso para todos los trabajadores autónomos aportando más aquellos que verán incrementada su cuota mensual.

¿Cuándo entrará en vigor el sistema de cotización por ingresos reales?

La intención del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones es aprobar el sistema de cotización por ingresos reales en este 2022 para que entre en vigor en 2023 con un periodo transitorio que se prolongaría hasta 2032. Para ello, el Ministerio ha convocado reuniones semanales con las asociaciones representativas de los trabajadores autónomos y los agentes sociales con el objetivo de lograr un acuerdo.

Desde Grupo Gefiscal | ETL Global os mantendremos informados de cualquier novedad sobre el avance de las negociaciones para la aprobación de este sistema de cotización por ingresos reales.

 

Ruth Muñoz Cruz

Directora Comunicación Corporativa y Marketing Online
ruth.munoz@gefiscal.es