Los principios de la calidad en la norma ISO 9001 han orientado la evolución estratégica de Gefiscal reflejándose en nuestra Misión, a saber, «diseñar soluciones de calidad para dar un servicio que le genere la mayor seguridad y tranquilidad al cliente en el desarrollo de su actividad empresarial».

Nunca hubiéramos deseado tener que aplicar tan a rajatabla este precepto, pero una vez más es la guía que nos ha orientado cuando nos hemos sentido perdidos ante el escenario al que nos teníamos que enfrentar, tan imprevista para cualquier despacho. Trasmitir tranquilidad, seguridad y cercanía al cliente en un momento tan difícil ha sido nuestra máxima.

El enfoque a procesos nos ha permitido tener establecidos y seguir trabajando a pesar de la distancia física con procedimientos conocidos por todos nuestros asesores, lo que les permite un grado de autonomía y confianza que se trasmite en un enfoque al cliente muy fuerte cumpliendo con sus requisitos.

El implante de la norma en todos los niveles de la organización ha permitido gestionar las relaciones internas minimizando los obstáculos, y así la toma de decisiones basadas en las evidencias que aún con dificultad hemos podido obtener han ayudado en la labor de liderazgo que ha sido necesaria para una rápida adaptación, evidentemente contando con el compromiso de todas las personas que componen el equipo Gefiscal.

Es necesario citar aquí que un pensamiento basado en riesgos es esencial para lograr un sistema de gestión de la calidad eficaz, alcanzar mejores resultados y prevenir efectos negativos. Pero ningún análisis de riesgos de despachos profesionales podía contener una pandemia mundial en sus hipótesis de trabajo. Todos hemos sido sorprendidos por esta situación, la diferencia está en la respuesta que hayamos dado.

Pero en el análisis de riesgos hay que contemplar también las OPORTUNIDADES, es decir, la capacidad de mejora que puede encontrar toda organización en un escenario determinado. Una vez más el aprovechamiento de las oportunidades que se están planteando marcará la diferencia entre los despachos que sobresalgan y los que se queden atrás en este nuevo escenario.

Está claro que si seguimos apoyándonos en una gestión de calidad y mejora continua que oriente nuestra estrategia a largo plazo podremos aprovechar estas oportunidades que sin duda nos brinda el futuro. En resumen, satisfacer a las partes implicadas, excelencia en el servicio y orientación al cliente.

César Mendoza

Responsable Calidad

error: