Desde que tuvimos noticias de qué era el COVID-19, y sobre todo, conforme geográficamente se iba acercando, nuestra preocupación creció. Lo demás pasó a un segundo plano y cualquier recomendación, incluido el confinamiento, la vimos correcta y necesaria.

Una vez dado ese paso, comenzamos a pensar en dar respuesta a otro tipo de necesidades, más allá de la propia supervivencia de la persona. Al problema de salud, se añadía el económico. Era necesario examinar y planificar cómo debíamos tratar la viabilidad económica de los negocios. Da igual el tipo de empresa, el sector de actividad, el número de trabajadores  -si es que los tiene- o la población donde se encuentre. Todos compartímos el mismo problema.

Desde el inicio de esta crisis sanitaria y económica, el departamento comercial de Grupo Gefiscal lo hemos tenido muy claro: ningún cliente se podía quedar atrás. Hemos cambiado nuestra forma de operar y los esfuerzos que normalmente realizamos para generar más negocio los hemos invertido en dar abrigo a nuestros clientes.

Día tras día, el contacto con las empresas ha sido constante. Hemos realizado una información personalizada de cada una de ellas en función a sus necesidades y problemas. Básico ha sido desmentir información no verificada que circulaba en las redes sociales y en algunos medios de información. Se han, y se continúa, desarrollado trabajos en pos de su supervivencia, con el objetivo de salir lo más indemne posible y, por supuesto, estableciendo las bases para continuar de forma optima en el POST COVID -19. Y sobre todo y lo más importante, da igual el punto geográfico, el tipo de empresa o el servicio que tenga contratado con nosotros. Todos los que conformamos este departamento, así como el equipo de Grupo Gefiscal al completo, estamos trasladando un mismo mensaje de apoyo, tranquilidad y profesionalidad.

Todo esto podía haberse quedado en una simple declaración de intenciones, ya que no era sencillo desarrollarlo con el nivel de implicación, minuciosidad, rigurosidad y responsabilidad que la situación requería. Pero no ha sido así. Grupo Gefiscal ha puesto a nuestra disposición una estructura tan sólida que nos ha permitido aglutinar esta vorágine de cambios normativos, digerirlos y ponerlos en común en tiempo récord.

Habría sido imposible si no hubiera habido una perfecta coordinación entre los diferentes grupos de trabajo. Impensable si la comunicación y la forma de actuar entre la central y las diferentes delegaciones no estuvieran coordinadas y los procedimientos de trabajo no fueran iguales. Y, por supuesto, nada de esto se podría haber realizado sin una infraestructura tecnológica potente. Todo ello con la garantía de los recursos humanos de los que dispone Grupo Gefiscal, que son los que dan calor a la empresa y los que ponen a su disposición el conocimiento que, gracias a la experiencia, da respuesta a todos los problemas.

Porque ellos, nuestros clientes, lo merecen todo y no vale escatimar esfuerzos.

Francisco Javier Álvarez                                                                                                                                                                                 Responsable Dpto. Comercial

error: